Diversidad en la Ruina Tropical

| Por: Roberto Ali | |Fotos: Dario Beniher | Locación: Cinco Perros | Cuernavaca: Ciudad de la Eterna Primavera, La Primavera de México, títulos que sin duda te hacen pensar en flora, fauna, colores, lluvias nocturnas refrescantes y un sol resplandeciente de día; jardines por todas partes, entusiasmo, alegría y libertades. Pues sí, hay verdad… Seguir leyendo Diversidad en la Ruina Tropical

Miguel Izquierdo: crear en la ruina

/// Por Miguel Izquierdo /// Esta tarde me han concedido el horrible honor de presentar formalmente en medio de la BASURA y ante su diosa Tlazoltéotl (diosa de las inmundicias, de los hongos alucinantes, de la sexualidad, del ocaso y de las mujeres parturientas), la página web RUINATROPICAL.COM, lanzada por artistas multidisciplinarios como lo son… Seguir leyendo Miguel Izquierdo: crear en la ruina

La ciudad es un filtro

||| Por Amaury Colmenares |||   “Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no puede explicárselas, y los que no las han vivido, no pueden comprenderlas. Hay hombres que se juegan la vida para subir a una montaña. Nadie, ni siquiera… Seguir leyendo La ciudad es un filtro

La grieta

por Davo Valdés   Cuernavaca es como una grieta que divide dos extremos. Es una tierra generosa como su vegetación, pero compleja como el terreno salpicado de barrancas y caminos sinuosos que suben y bajan a capricho de la geografía terrestre. Hace muchos años fue una ciudad muy importante a nivel mundial. Ha albergado a personalidades… Seguir leyendo La grieta

¿CIUDAD INFIERNO O PARAÍSO TERRENAL?

Por Amaury Colmenares

Por Davo Valdés ||| Llegué hace 15 años a Cuernavaca, justo cuando empezaba el nuevo milenio. Todavía en esos años la gente visitaba Tepoztlán y compraba postales con ovnis sobrevolando el Tepozteco porque creían que era una zona de avistamientos extraterrestres. Una de las cosas que me aterraba de la ciudad eran los secuestros. Los… Seguir leyendo ¿CIUDAD INFIERNO O PARAÍSO TERRENAL?