Exiliados: Rafael Cruz Ibarra

EXILIADOS

Por Davo Valdés de la Campa

 
Cuernavaca provoca nostalgia todo el tiempo. Algunos piensan en las épocas doradas. Cuernavaca es un paraíso perdido en el tiempo, pero también aquellos que se van la recuerdan con melacolía y añoranza. Cuando algunos artistas se van rompen un vínculo que no logran volver a unirse cuando regresan porque ya es otra ciudad con otra dinámica, sin embargo, existen artistas que a pesar de la distancia han logrado mantener esa relación cercana con lo que sucede, al menos en términos culturales, quizá ahora por la ilusoria pero eficaz cercanía de las redes sociales. Uno de esos artistas es Rafael Cruz Ibarra.

a
Como tiene uno de los curriculums más eclécticos e interesantes de la actualidad. Ha participado en exposiciones colectivas e individuales en Estados Unidos, México, España, Inglaterra y Portugal; fue director creativo del festival internacional “Vila Verde, Vila Criativa. 1er intercambio cultural México-Portugal” en 2015. Fue artista invitado para realizar murales conmemorativos al bicentenario del IMSS en 2010 y un mural de azulejos para la Cámara Municipal de Vila Verde. Estuvo seleccionado para la V Bienal de Arte Universitario UAMEX en 2011; la 8ª Bienal Internacional de Arte Joven de Vila Verde 2014, en la que recibió una mención honorífica por su instalación “La niña inmóvil”); la XVIII Bienal de Cerveira 2015, la Feria de Arte Independiente de Londres TIAF London 2015, las Sesiones Críticas de la galería Espacio Oculto y el Festival de videoarte Cel-Av en el Centro de Arte contemporáneo de Calatuña Central. Fue ganador de la beca para públicos específicos del Instituto de Cultura de Morelos por el proyecto “Te contaré mi historia”. En cine ha trabajado como director de arte para varios cortometrajes, largometrajes y videoclips. Ha impartido cursos, workshops y conferencias sobre cine y arte contemporáneo en México y el extranjero. Recientemente participó en la 9na Bienal de Arte Joven de Vila Verde, 2016. (Portugal), y expuso la seria 5+1: Live Painting en Dans L´atelier Galeria en Braga, Portugal.

Rafael Cruz Ibarra nació en Cuernavaca Morelos en 1982 y estas son sus respuestas para #Exiliados

5
¿Eres de Morelos o en qué momento llegaste?
Soy originario del Estado de Morelos. De Cuernavaca. Crecí en Tlaltenango.

¿Cuál era tu impresión de la ciudad?
Crecí y viví en Cuernavaca hasta los 17 años. Siempre pensé en Cuernavaca como un principio, como un lugar a salvo. Regresar a Cuernavaca, era regresar a mi familia, a mis amigos de la infancia y a mis sitios conocidos.

¿Por qué decidiste ser artista?
Nunca fue una decisión clara. La vocación es un llamado y una vez que lo escuchas, es imposible acallarlo. Fui realizando objetos (pinturas, grabados y dibujos) e hice tantas por tantos años que cuando me di cuenta no había vuelta atrás, ya era artista.

¿Por qué decidiste irte de Cuernavaca?
En Cuernavaca de los años noventa era una época difícil para estudiar arte. No teníamos la Facultad de Artes de la UAEM, ni el Centro Morelense de las Artes, ni muchas otras. Era imposible estudiar arte, cine, música o cualquier carrera artística en Cuernavaca. Los que queríamos estudiar formalmente teníamos que hacerlo fuera de la ciudad.

3

¿Cuál es tu percepción de la ciudad desde donde estás?
Actualmente vivo en Braga, Portugal. Mi percepción siempre está en una balanza entre el recuerdo y la realidad. El recuerdo me dice que Cuernavaca nunca cambia, que siempre será la misma. La realidad me dice lo contrario. En la parte positiva, a Cuernavaca la percibo ahora como una ciudad cultural. Que se mueve al ritmo de sus artistas. Esto no es nada nuevo y siempre fue así. Las nuevas generaciones refrescan esta idea. Me parece que actualmente sí existe un proyecto artístico que vincula de alguna forma a los artistas con su ciudad, un proyecto de identidad.

¿Hay alguna relación entre tu obra y Cuernavaca?
Sin duda hay una relación entre el niño que fui y el adulto que soy. Entre los miedos que tuve en la infancia y los miedos con los que vivo ahora. Bajo esos parámetros formulo mis prácticas artística. Bajo la memoria y su reconstrucción. No sé si esa relación de lo que fui y lo que soy se extienda geográficamente. No lo sé. Cuernavaca me sirve con un espacio mental para establecer un punto de partida.

¿Ha influido Morelos en tu proceso creativo?
En realidad no. Todos los lugares donde he vivido han influido en cierto punto.

¿Cuál es tu percepción del circuito artístico en Morelos desde donde estás? ¿Te interesa alguna artista/proyecto morelense?
El panorama artístico en Morelos ha crecido bastante en número. Eso es un buen comienzo. También las cosas ahora se hacen a un nivel profesional superior. La cartelera está siempre llena, pasan muchas cosas todo el tiempo y hay para todos los gustos. Eso me llena de alegría. Me gustan mucho las bandas Los Pápalos y Neoplen. Sigo a artistas como Cisco Jimenez y Minerva Ayón y he visto varias cosas de Mario Rojas en video que me entusiasman. En literatura conozco y me interesa la obra poética de Ricardo Ariza.

7
 

En 2016 Rafel Cruz Ibarra visitó la ciudad de Cuernavaca y produjo Proyecto Altazor, un ensamble de música experimental, poesía y artes visuales que se presentó con éxito en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca y el Cine Morelos, además es el coordinador de la Semana México Joven en la ciudad de Braga, capital iberoamericana de las juventudes, evento que reunirá a un gran número de proyectos mexicanos, muchos de ellos procedentes de Morelos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *