Exiliados: Beatriz Dávila Brom

EXILIADOS

Davo Valdés de la Campa

La danza me interesa porque es hermoso ver cómo un cuerpo se mueve en el límite de su propia estructura. La danza comenzó a interesarme cuando Beatriz Dávila se presentó en la Casona Spencer y vi algo que nunca había visto y sentí algo que nunca había sentido: mi cuerpo se movía ahí en la quietud del testigo. Desde ese momento leí todo lo que pude sobre danza y también me interesé en el trabajo de Beatriz Dávila.

Bailarina, coreógrafa y maestra de danza contemporánea. Su formación comenzó a los siete años en clásico y a los 18 cursó dos años de la carrera de bailarín en el Conservatorio de Danza de Morelos. Posteriormente se licenció por la Escuela Profesional de Danza de Mazatlán. Bailó con compañía Fóramen M., (beneficiaria de la beca México en Escena del FONCA) de 2009 a 2015. Y con ellos se presentó en los principales teatros y festivales de México y en giras por Brasil, Ecuador y Guatemala. De manera individual ha presentado sus proyectos en México, Argentina y Guatemala.

Ha sido becaria en númerosas ocasiones como creador emergente en coreografía en 2015, 2012 y 2010 por el PECDA/ Morelos y por el Cenmor en 2011. Ese mismo año ganó primer lugar en el concurso de coreografía del Centro Morelense de las Artes. También estuvo a su cargo la coordinación académica del Programa de Formación de Creadores Escénicos FMXlab (20012-2014) y se desempeñó como docente del CMAEM del 2009 al 2014, impartió talleres de danza contemporánea, clásica y laboratorio de movimiento en niveles de formación y licenciatura. Beatriz Dávila actualmente es una de las bailarinas referentes de la escena morelense, no sólo por su trabajo individual, sus coreografías, sino porque además ha sido maestra de muchas bailarinas que hoy también despuntan poco a poco y destacan a nivel nacional.

A continuación las respuestas de Dávila Brom al cuestionario de los #Exiliados de #RuinaTropical.

14453941_10154704325404789_377091528_o

¿Eres de Morelos o en qué momento llegaste?

Sí, nací en Cuernavaca y viví ahí hasta terminar la prepa.

¿Cuál era tu impresión de la ciudad?

Cuernavaca la siento como mi casa. A pesar de que cambié tengo la sensación de que yo conozco lo que hay debajo. Me encanta regresar. Siempre me ha gustado su vegetación despeinada y desordenada (como toda ella). De un tiempo para acá no me siento segura, no camino ni voy a sacar dinero de noche, entre otras cosas, por eso ando mucho en carro o en radiotaxi, no soy tan libre (como acá). Supongo que cuando vivía ahí pensaba que el mundo era así. Ahora que he vivido en otros lugares la veo distinta. Cuernavaca es un laberinto, si no la conoces no hay lógica que explique la forma de las calles. (Hay una calle que termina sobre sí misma por ejemplo).

14466884_10154704317759789_451102791_o

¿Por qué decidiste ser artista?

En realidad fue porque cuando terminé la prepa  me tomé un año sabático para hacer lo que yo quisiera y me dediqué a estudiar danza de tiempo completo. Cuando quise regresar a estudiar algo sentada me sentí muy infeliz e incompleta. Decidí que prefería la incertidumbre de estudiar danza y estar todos los días haciendo con mi cuerpo en relación con la música. Supongo que es mi manera de buscar experiencias intensas (ya que no soy como muy intrépida jaja). Sí, pensé que podía sentarme cuando estuviera vieja.

¿Por qué decidiste irte de Cuernavaca?

La primera vez me fui para estudiar la Licenciatura en danza contemporánea en Mazatlán, en ese momento todavía no había una en Cuerna. Esta segunda vez me fui porque mi pareja vive en Buenos Aires y tenía ganas de vivir fuera de México.

14438929_10154704313049789_196936077_o

¿Cuál es tu percepción de la ciudad desde donde estás?

Buenos Aires es alucinante. Creo que lo primero que me llamó la atención es que está llena de perros… Todos con dueño. Ni uno callejero. Pero hay gente paseando perros todo el día. Es muy fácil moverse en transporte público porque está en muy buen estado, hay servicio 24 horas y la gente tiene mucha conciencia de lo grupal.  En general se cede el asiento a personas embarazadas, mayores, etc. La gente se acomoda para caber mejor. Es una ciudad que se camina mucho, camino a cualquier hora, incluso sola de noche (no en cualquier barrio, eso sí). Hay muchos parques, la gente se junta a hacer de todo, desde tomar cerveza hasta hacer clase de taichi o sesiones de improvisación de contacto. Es muy cara (dicen que igual que Europa). Está llena de teatros de todo tipo y los eventos artísticos y culturales no paran en toda la semana y todos los horarios. Hay muchísima movida independiente, en el arte y en lo demás como el comercio. Todo el mundo hace comida, ropa, etc. Gran cantidad de centros culturales, escuelas y foros son casas adaptadas (algunas habilitadas y otras no). Muchas veces uno va a un evento y por afuera el lugar es una casa cualquiera (lo mismo me pasó cuando fui al ginecólogo y fue muy raro). Hay gran cantidad de colectivos y se utiliza mucho la dinámica de cooperativa. Por otro lado, es una ciudad muy sucia. Hay mucha gente viviendo en la calle, hay gente pidiendo dinero también. (No tanto como en el DF, pero sí hay). Hay muchas manifestaciones y paros todo el tiempo. Se apoya este tipo de movimientos sociales, por ejemplo en la escuela la falta está justificada si uno fue a la marcha de Ni una menos.

¿Hay alguna relación entre tu obra y Cuernavaca? ¿Ha influido Morelos en tu proceso creativo?

Seguro hay una relación, aunque supongo que para mí puede ser menos evidente que para otros. Encuentro algo de Cuernavaca en mi uso del color y el caos. Nunca he tomado Morelos como el tema de algún proyecto. Pero sí me han influenciado obras de otros artistas como Perla Ramos (Inmobiliaria de Arte) y la obra de Cisco Jiménez.

Beatriz Dávila actualmente reside en Buenos Aires, Argentinda, donde estudia la Maestría en Crítica y difusión de las artes en la UNA. Además Participa como bailarina con los coreógrafos Lucas Díaz y Ana Rufo y como asistente de dirección de Agustina S. Adróver.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *